Ser Reserva de la Biosfera en el contexto de la Economía Verde


La Junta de Extremadura ha realizado una fuerte apuesta por el crecimiento sostenible a través de la Estrategia 2030 de Economía Verde y Circular, pero

¿realmente estas nuevas formas de entender el mercado tienen capacidad real de generar crecimiento, desarrollo y empleo?

Queremos conocer tu opinión sobre este tema, sobre la importancia que puede tener en el crecimiento de La Siberia, si crees que existen oportunidades relacionadas con las Economías Verde y Circular en la Comarca que no están siendo explotadas… En las siguientes líneas ofrecemos una orientación sobre el tema, pero lo que realmente queremos conocer es tu visión.

El impacto de la Economía Verde

Las actividades que se incluyen en el sector de la Economía Verde, han dejado de ser observadas de manera exclusiva como medidas proteccionistas, ya que en torno a ellas se genera una importante actividad económica, que en el caso de España alcanza el 2,4% del PIB, es decir, unos 25.000 millones de euros, según datos de la Fundación Biodiversidad. A escala mundial, según datos de la Comisión Europea, el mercado de las industrias ecológicas mueve una cifra próxima al billón de euros que se duplicará en los próximos siete años. En concreto, el estudio “Global Sustainable Investment Review de GSI Allienace”, afirma que entre 2012 y 2014 las inversiones mundiales en Economía Verde se incrementaron un 30%.

Es decir, la Economía Verde no es un intangible, ni una alternativa imaginaria, es una realidad que se está consolidando a escala mundial y que se encuentra en una fase de crecimiento, que ofrece una oportunidad real de revitalizar las economías a escala local, y más en entornos, que cuentan con designaciones como a la que va a presentar su candidatura La Siberia.

¿Qué es la Economía Verde?

El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) define la Economía Verde, como aquella que “busca la mejora del bienestar humano y la igualdad social, mientras que reduce significativamente los riesgos ambientales y la escasez ecológica”. En esta definición se incluyen las actividades económicas que contribuyen a preservar la calidad del medio natural a través del uso eficiente de los recursos.

En concreto los subsectores que se enmarcan en este criterio, son los siguientes:

Aguas residuales y de abastecimiento – Una de las potencialidades de la Comarca es la gran extensión de láminas de agua que encierra el territorio. Este factor implica que el uso sostenible de los recursos hídricos y el tratamiento de aguas residuales, es una actividad que, de consolidarse, puede no solo generar empleo a escala local, sino gestionar el uso eficiente del agua por parte del tejido productivo, generando ahorro y por lo tanto, aumento de márgenes empresariales.

Residuos y contaminación – Aunque la Comarca no presenta grandes índices de contaminación y los indicadores de la calidad del aire son excelentes, la proliferación del uso de pesticidas, plaguicidas y fertilizantes químicos genera deterioro ambiental, que es preciso gestionar a través de la introducción de alternativas ecológicas y crear un tejido productivo dedicado a la gestion de residuos.

Reciclaje – Este subsector da continuidad al anterior, ya que el valor añadido de la gestión de residuos se alcanza a través de plantas de reciclaje que lo transforman. La implantación en el territorio de industrias dedicadas a esta actividad, posibilitaría introducir una nueva cadena de valor:

Transformación – gestión de residuos – reciclaje – producto – comercialización

Recursos Naturales – Los recursos naturales han de ser tratados con criterios de eficiencia, ya que solo así se garantiza su viabilidad y sostenible futura. Extremadura y, en concreto, La Siberia cuenta con amplias extensiones de espacio natural protegido, de gran riqueza dado el contraste de habitas que se dan en la Comarca (dedicaremos una entrada específica a debatir sobre esta cuestión).

Actividades forestales – Las extensiones arboladas con las que cuenta la Comarca ofrecen la oportunidad de realizar una gestión forestal del medio con un amplio potencial de generar empleo y actividad económica. El crecimiento de la demanda de biomasa, señala una de las líneas de negocio de la gestión forestal, a la que se suman la recolección y comercialización de productos silvestres, la prevención de incendios, la gestión maderera, la gestión cinegética…

Agricultura y medio ambiente – La agricultura y la ganadería son subsectores esenciales para el desarrollo económico de La Siberia, si bien es necesario impulsar un cambio de modelo, hacia un sistema basado en la eficiencia y la productividad de las explotaciones. La agricultura ecológica es una actividad que está en fase de expansión en la Comarca, y que, aunque ya cuenta con varias experiencias positivas, tiene un amplio margen para crecer y generar un salto cualitativo en la producción del sector primario.

Jardinería y paisajismo – La modelación del paisaje periurbano, el cuidado de las zonas verdes, la gestión de jardines privados, la xerojardinería… son campos de actividad con potencial para generar empleo y actividad económica a escala local.

Educación ambiental – La variedad de hábitats que confluyen en la Comarca, y la diversidad de especies que encierran, la convierten en un espacio idóneo para impulsar actividades de educación ambiental, enfocadas a escolares, familias y grupos organizados.

Energía renovable – Las energías renovables, a pesar de la caída del sector como consecuencia de la inestabilidad normativa, continúan siendo un sector estratégico para La Siberia, y en el marco de la Economía Verde, la actividad que mayor potencial presenta para dinamizar la actividad económica de la Comarca y generar empleo. Además de la producción de energía como actividad económica, es preciso incidir, en la eficiencia energética de hogares y recursos públicos, ya que además de reducir la exposición de la Comarca a los efectos del cambio climático, genera ahorro, factor que redundaría positivamente en la dinamización de la actividad económica.

Después de haber leído los subsectores que se encuadran en la denominación de Economía Verde… ¿no crees que La Siberia tiene una oportunidad real de ser un referente en la consolidación del sector? ¿no crees que la designación como Reserva de la Biosfera será un factor esencial para la implantación y consolidación de un tejido productivo verde? ¿no crees que estas actividades abren un amplio conjunto de opciones a las personas jóvenes?

Cuéntanos que piensas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *