Zonificación


El territorio propuesto como Reserva de la Biosfera La Siberia cuenta con una extensión total de 155.717,49 ha:

  • Zona Núcleo – 16658,59 ha (10,70%)
  • Zona Tampón – 78.549,70 ha (50,44%)
  • Zona Transición – 60.509,2 ha (38,86%)

El espacio que conforma la candidatura abarca los siguientes términos municipales:

LOCALIDAD Población Superficie (km2) Densidad (hab/km2)
Castilblanco 1.040 132,24 7,86
Fuenlabrada de los Montes 1.911 191,92 9,96
Garbayuela 530 84,14 6,30
Helechosa de los Montes 684 308,72 2,22
Herrera del Duque 3.614 277,31 13,03
Puebla de Alcocer 1.239 296,72 4,18
Risco 152 39,48 3,85
Sancti-Spíritus 214 33,56 6,38
Tamurejo 230 29,71 7,74
Valdecaballeros 1.116 90,12 12,38
Villarta de los Montes 503 123,32 4,08
TERRITORIO OBJETIVO 11.233 1607,24 6,99

La divergencia sobre la superficie total de los términos municipales y la superficie de la Reserva de la Biosfera propuesta se debe a que se ha computado la superficie total del término municipal de Puebla de Alcocer, únicamente para la realización de cálculos demográficos.

Las características de las espacios que forman la Reserva de la Biosfera propuesta son las siguientes:

ZONA NÚCLEO

Regulación: Plan de Ordenación Territorial de La Siberia, Planes de Ordenación y Gestión de los ENP y otras normas.

La Zona Núcleo es un espacio fundamentalmente destinado a cumplir los objetivos de conservación establecidos. Estos a su vez, pueden actuar como un factor de generación de empleo de calidad y cualificado, lo que implica la posibilidad de dinamizar el mercado laboral femenino en el territorio objetivo. Los ámbitos de actividad relacionados con la Zona Núcleo con potencial para generar estas oportunidades están relacionados con la Estrategia Extremadura 2030 de Economía Verde y Circular y recogidos entre los sectores estratégicos del Eje 6 del Plan de Acción. La zona núcleo, con una extensión de 16.612,17 Ha, contiene la representación de los principales hábitats y espacios de singular valor ecológico en La Siberia, representando el 10,70 % del territorio objetivo. En ella se localiza una representación de la gran parte de los ecosistemas de alto valor existentes en el territorio objetivo (acuáticos, roquedos, bosques ribereños y frondosas, dehesas, pastizales y pseudoestepas y matorral) con aprovechamientos agroganaderos y forestal tradicionales, cinegéticos, piscícolas y turísticos.

ZONA TAMPÓN

Regulación: Plan de Ordenación Territorial de La Siberia, Planes de Ordenación y Gestión de los ENP y otras normas.

La Zona Tampón se corresponde con el 49,58 % del territorio objetivo, y resulta esencial como ámbito de garantía e interfaz con el conjunto de actividades productivas. Una amplia zona que complementa y garantiza, junto con la Zona Núcleo, el aporte de recursos esenciales como el agua, la producción de paisaje natural y rural, como base de un desarrollo turístico respetuoso, y que es sede de prácticas tradicionales que representan un nexo fundamental en el mantenimiento de una relación creativa y productiva con los espacios naturales. En estas zonas claramente definidas, circundantes y/o limítrofes a la Zona Núcleo, se han incluido áreas con la figura de Red Natura 2000, Montes de Utilidad Pública que cuentan con proyecto de ordenación y lugares de Interés Geológicos como son, el Sinclinal de Herrera y las Rañas del Estena, Valdecaballeros y Castilblanco. Estás áreas son principalmente sistemas agroganaderos tradicionales y forestales de alto valor de conservación y biodiversidad, que además, cumplen la función de conectores de los espacios que forman la Zona Núcleo y de corredores ecológicos (principalmente los Montes de Utilidad Pública del Cíjara).

ZONA TRANSICIÓN

Regulación: Plan de Ordenación Territorial de La Siberia, Normas Subsidiarias y Planes Generales de Ordenación Urbana de los municipios y otras normas.

Abarca el 39,37 % del territorio objetivo, habitando en ella una población de 11.233 personas. Constituye el marco para el desarrollo de una estrategia de sostenibilidad. Un territorio en el que confluyen un conjunto de circunstancias sociales y patrimoniales de alto valor derivadas de la existencia de un modelo de vida rural diverso y de alta calidad en proceso de revalorización, motivadas en gran medida, por la autoestima colectiva generada durante los trabajos de participación, sensibilización y dinamización desarrollados para la elaboración de esta Candidatura. Alberga un patrimonio arqueológico, histórico y cultural excepcional; y contempla nuevas perspectivas sobre la gestión de los espacios naturales. En suma, constituye un espacio lo suficientemente amplio y complejo para la puesta en práctica de una verdadera estrategia comarcal del desarrollo sostenible. Acoge a las áreas de interés agrícola, pues en ellas se plantean actividades más intensivas, junto con los ámbitos urbanos y urbanizables.