La Zonificación de la Candidatura


El ámbito de actuación propuesto como Reserva de la Biosfera “La Siberia” abarca once localidades (Castilblanco, Fuenlabrada de los Montes, Garbayuela, Helechosa de los Montes, Herrera del Duque, Puebla de Alcocer, Risco, Sancti-Spiritus, Tamuerejo, Valdecaballeros y Villarta de los Montes), sumando un total de 11.233 habitantes, 155.291,73 ha y una densidad de población de 6,99 habitantes por kilómetro cuadrado. La distribución por zonas es la siguiente:

Zona Núcleo: 16.612,17 ha (10,70%)

Zona Tampoón: 77.540,87 ha (49,93%)

Zona Transición: 61.138,69 ha (39,37%)

 

ZONA NÚCLEO

Se ha incluido en la zona núcleo de la reserva las áreas categorizadas como Zona de Interés Prioritario (ZIP) – territorio que incluye áreas críticas para la conservación de los elementos clave de mayor interés en la gestión del espacio – y Zona de Alto Interés (ZAI) -territorio que incluye otras zonas de importancia para la conservación de los elementos clave de mayor interés, así como áreas críticas y zonas de importancia para la conservación del resto de elementos clave-, de los espacios declarados como Red Natura 2000 en la comarca de La Siberia. Así como el resto de espacios de la cuenca hidrográfica del Guadiana que cuentan con la figura de Red Natura 2000. Tomando el río Guadiana como elemento vertebrador de la zonificación, por su alto valor natural y representatividad paisajística para la comarca, además de por su función de conexión territorial, ecosistemática y paisajística.

ZONA TAMPÓN

En estas zonas claramente definidas, circundantes y/o limítrofes a la zona núcleo se han incluido áreas con la figura de Red natura 2000, Montes de Utilidad pública que cuentan con proyecto de ordenación y los lugares de Interés Geológicos como son el Sinclinal de Herrera, las rañas del Estena, Valdecaballeros y Castilblanco. Estás áreas son principalmente sistemas agroganaderos tradicionales y forestales de alto valor de conservación y biodiversidad, que además cumplen de conectores de las zonas núcleo y de corredores ecológicos (principalmente los Montes de Utilidad Pública del Cijara).

ZONA DE TRANSICIÓN

Se corresponde con el 39,37 % del territorio, con una población de 11.233 habitantes (2016), constituye el marco para el desarrollo de una estrategia de sostenibilidad. Un territorio en el que se producen acontecimientos como la existencia de un rico medio rural en proceso de revalorización, que incluye nuevas perspectivas sobre la gestión de los espacios naturales, y que alberga un patrimonio arqueológico, histórico y cultural excepcional. En suma un espacio lo suficientemente amplio y complejo para la puesta en práctica de una verdadera estrategia comarcal del desarrollo sostenible. La zona de transición acoge a las zonas de interés agrícola, pues en ellas se plantean actividades más intensivas, que junto con los ámbitos urbanos y urbanizables se clasifican como zona de transición.

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *